El Registro de la Jornada Diaria

Una reciente Sentencia de la Sala de lo Social de la Audiencia Nacional, ha proporcionado una base legal a la Inspección de Trabajo que está pase a exigir a las empresas un control de la jornada diaria de los trabajadores.

La argumentación de la Sentencia y por ende de la Inspección de Trabajo, es que si no existe un control y/o registro de la jornada de trabajo diaria, no es posible comprobar si el trabajador realiza horas extraordinarias y, consecuentemente, se le está dejando en situación de indefensión en caso de que su jornada de trabajo supere lo establecido en su contrato o en el convenio colectivo de aplicación

La Sentencia se apoya en una interpretación estricta del Articulo 35 del Estatuto de los Trabajadores referente a las horas extraordinarias, que establece en su apartado 5 que “a efectos del cómputo de horas extraordinarias, la jornada de cada trabajador se registrará día a día y se totalizará en el periodo fijado para el abono de las retribuciones, entregando copia del resumen al trabajador en el recibo correspondiente”.

Hasta ahora, este control solo era necesario cuando se tenía pactado con el trabajador la realización de horas extraordinarias, sin embargo, a la vista de la sentencia emitida recientemente y de acuerdo a la posición de la Audiencia Nacional, la nueva interpretación es que, si no se lleva un registro o control diario, no es posible tener constancia de la realización de horas extraordinarias, por lo que a juicio de la Sala de lo Social de la Audiencia Nacional, debe llevarse en todas las empresas un registro día a día de la jornada de cada trabajador, que servirá tanto al mismo como a la empresa, para comprobar si se han realizado o no horas extraordinarias.

Ante esta nueva interpretación de la norma, acogida de inmediato por la Inspección de Trabajo, estimamos un aumento de la conflictividad que esto puede suponer en el seno de las empresas, al generarse por un lado una nueva obligación de control en la jornada de cada trabajador y, por otra, la obligatoriedad de hacer entrega de dicho control diario a cada trabajador; sin olvidar que dicho control/registro deberá estar a disposición de la Inspección de Trabajo.

Desde atl, estamos valorando el posicionamiento y argumentación legal para justificar que dicho control no es necesario en aquellas empresas en las que no se realizan horas extras y esta realidad pueda justificarse de forma indubitada y, por otro lado, le ofrecemos la solución técnica para adecuar un control y registro diario de la jornada en aquellas empresas en las que no se pueda justificar la ausencia de horas extraordinarias, para tanto en un caso como en otro poder ofrecerles una adecuada adaptación a la nueva obligación.

Para solicitar reunión de trabajo con nuestro departamento laboral con este objeto, no duden en ponerse en contacto con nosotros en los teléfonos habituales o en laboral@atlsa.com.

Dto. Laboral atl

PONTE EN CONTACTO

Llámanos al 91 677 11 88 ó   CONTACTAR